Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

EDIFY | March 29, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

Juan Carlos Baumgartner

Juan Carlos Baumgartner

 
Alex Fdez. del Castillo (AF). Tanto el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático como la misma UNESCO han publicado estadísticas que responsabilizan a la industria arquitectónica de consumir aproximadamente 40% de la energía de la Tierra y producir un porcentaje similar del total de CO₂ que se libera a la atmósfera. ¿Qué cambios crees que podamos hacer como arquitectos a partir de hoy para empezar a corregir estas tendencias?

Juan Carlos Baumgartner (JCB). Creo que la parte fundamental es entender el peso que tenemos como industria. Me parece que a la mayoría de la gente no le cae el veinte todavía de que somos la industria que más contamina en el planeta. Partiendo de entenderlo llegaremos a la conclusión de que no hay forma de tener una sociedad sustentable sin involucrar a quienes hacen la arquitectura. El que algunas compañías todavía me hagan la pregunta ¿por qué arquitectura verde? me habla de lo mal que estamos. La pregunta debería ser ¿por qué no toda la arquitectura es verde?
 
SPACE 03
 
(AF). Hoy en día suele llamarse arquitectura ecológica o verde a cualquier edificación que tenga un muro verde o que tenga plantas en la azotea. ¿Cuáles son las estrategias que usa SPACE, para ser verdaderamente ecológico? ¿Qué lo hace diferente a otros despachos?

(JCB). Algo de lo que hemos hecho es adentrarnos profundamente en las certificaciones LEED. Cuando tienes un tercero que califica y genera los estándares, ya no se trata de discutir entre lo que dice el arquitecto o lo que opina el cliente, es cumplir con un estándar internacional.

(AF). La validez de una certificación LEED puede ser muy discutible ya que a veces se dejan pasar algunos aspectos dañinos al ambiente en un proyecto certificado. ¿Crees que las certificaciones podrían ser más estrictas o que quizá estamos limitados por los materiales y las tecnologías que tenemos hoy en día?

(JCB). Es una mezcla de los dos. Las certificaciones evolucionan y se hacen cada vez más estrictas (ahora LEED va por su versión 4) y certificarte como profesionista es cada vez más demandante. Pero desafortunadamente también tienes que partir de la realidad en la que vivimos hoy, no hay nada sustentable al cien por ciento. Una certificación por lo menos te asegura que se consumió un treinta por ciento menos de energía, cuarenta por ciento menos de agua, una serie de estándares que al menos tienen un beneficio.
 
SPACE 04
 
SPACE 05
 
(AF). ¿Qué crees que contribuye más a que un diseño sea realmente ecológico, los materiales que se utilizan, las tecnologías que se implementan o las estrategias de diseño?

(JCB). La sustentabilidad es un problema de diseño, lo peor que puedes hacer es pensar que es un problema de tecnología. Yo creo que lo contrario, la tecnología nos ha hecho más flojos, pero definitivamente se trata de un problema de diseño.

(AF). Desde tu punto de vista ¿cómo crees que se percibe la arquitectura mexicana desde el extranjero, particularmente desde Chicago?

(JCB). Me parece que de manera muy nostálgica. Desafortunadamente creo que México tuvo una muy mala época en la arquitectura de los 80s y 90s, por lo que la gente que sabe algo de la arquitectura de México, sabe de O’Gorman, sabe de Barragán, sabe de Ciudad Universitaria, pero no mucho más. Enrique Norten ha hecho una buena labor en Estados Unidos, pero el problema es que prácticamente no hay despachos mexicanos operando fuera de México.
 
SPACE 06
 
(AF). Has hablado anteriormente sobre la desconexión emocional que tenemos con la mayoría de los objetos que nos rodean. ¿Crees que la arquitectura entra en esta categoría?

(JCB). Sí y no, pienso que en general a la arquitectura no le integramos componentes emocionales en ningún proceso. El proceso de diseñar no puede ser nada más casual, debe de incorporar en su proceso una etapa en la que definamos los componentes emocionales, muy poca gente trata de definir qué quiere decir. Es como que si te gustaran tanto las letras que simplemente avientas un montón de ellas en un texto, que pueden verse bonitas acomodadas de cierta manera pero no dicen nada, lo cual es muy diferente a acomodarlas para transmitir algo utilizando los mismos componentes. Esto es lo que sucede con la mayoría de la arquitectura, está bonita pero nadie definió cuál era el mensaje que quería transmitir.
Yo soy un obsesivo, de inventar metodologías, y en SPACE tenemos una proceso que se llama discovery session. Se trata de una sesión de descubrimiento con el cliente en la que usamos juegos de cartas de diagnóstico, uno para el lado izquierdo del cerebro y otro para el derecho. Con el lado izquierdo tratamos de ayudarle al cliente a definir las cosas que quiere lograr con el proyecto desde el punto de vista racional, mientras que el lado derecho cubre la parte emocional. Lo hemos incorporado como metodología, y además de que el cliente se divierte, se obtienen resultados muy completos.
 
SPACE 07
 
(AF). Ivan Ilich hablaba de la posibilidad de vivir en un mundo sin escuelas, donde cada persona podría extraer de un catálogo de estudio universal lo que quisiera aprender, no solamente para alimentar su sed de conocimiento sino también para establecer un vínculo entre el conocimiento y nuestra parte sensible o emocional. Si pudieras tener acceso a este conocimiento universal, ¿qué crees que podríamos consultar para enriquecer nuestra práctica como arquitectos?

(JCB). Para mí serían antropología y psicología ambiental porque hemos subestimado la importancia de la relación que existe entre lo que diseñamos y el propio ser humano.
Trabajamos en un laboratorio en Austria generando estudios de desempeño ligados con luz donde pusimos a trabajar a personas con diferentes tipos de iluminación y medimos su velocidad de respuesta y cuantificamos la cantidad de errores que cometieron. Esto arrojó que la gente es veinte por ciento más rápida cuando tiene acceso a luz natural. Ese tipo de conexiones entre el ser humano y el espacio en el que vive que deben estudiarse y dejar de subestimarse para mejorar nuestra calidad de vida.

Submit a Comment